Silencios que matan.

La espuma del mar, no es una imagen inocua en un poema. Es una tormenta que desprende un pensamiento, un camino virgen, sin hollar, sin huella, que recuerda al sol del invierno. Un silencio que duele, que grita la censura que amordaza los sentidos.

El mar, un lujo que asombra a los necios e ignorantes, que hace volar esa espuma hasta empaparnos de vida sin mirar atrás. El mar, un amor que une y nos iguala. No somos sus dueños y nos sentimos hermanados ante él, sucumbiendo ante su inmensidad que se nos escapa ante los ojos. Nos funde como iguales, sin nación que nos separa. Que no, que no, que cada uno es diferente, sí, pero juntos somos lluvia de espuma, cada gotita ínfima, invisible y siempre fiel conforma un todo idéntico que compartimos y queremos.

El tiempo que separa mi última entrada ha sido muy duro, inexplicable. Por eso no he escrito. Sentí la mordaza imperceptible de la reprobación ajena que me impedía expresarme porque no tenía nada que decir con el corazón. Hoy esta espuma inmensa me devuelve la palabra llena de pensamiento libre y liberado. La mentira amordaza. La verdad nos hace libres.

Carmen.

Autor: nosinmiszapatos

Poco pretendo. Mucho espero. Simplemente compartir y sentirme viva. Mi querencia: los míos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: