Cuenta conmigo.

Hoy me levantado con ganas de escribir. Es una deuda que contraje conmigo misma después de muchos días de zozobra y tristeza, pero si os lo digo con el corazón, han sido días de mucha unión con mis seres queridísimos. Se lo debo a él, que nos sonríe eternamente; a ella, que lo ha cuidado hasta la extenuación, que nos ha enseñado tantísimas cosas durante estos tres meses y medio, que nos ha mostrado lo que es una Navidad “in stricto sensu” en noviembre: una verdadera familia; a ellas, que han sabido admitir sin reparos la situación; a María, que se ha desplazado para acompañar al que lo necesitaba; a mi madre, que ha servido de consuelo, de abrazo perpetuo, sólido, que en su debilidad física ha mostrado una fortaleza granítica, una templanza recia, el árbol que se va consumiendo con los años y las arrugas, al que todos acudimos para resguardo de nuestras penas.

Sin ella saberlo, nos ha hecho sentirnos más familia. Familia escogida, única, privilegiada. No sabía cuánto los necesitaba, cuánto nos necesitábamos. Unos cerca, otros lejos, pero si hay que estar, se está. Arrimando el hombro, tendiendo una mano, regalando abrazos que reconfortan y se funden en uno. Me gustaría no alejarme de ellos porque son yo misma.

Sé que esta Navidad no será una Navidad cualquiera. Nos faltará gente muy querida, muy ausente. Pero será igualmente Navidad, con muchas rosas sonriendo desde el cielo.

Autor: nosinmiszapatos

Poco pretendo. Mucho espero. Simplemente compartir y sentirme viva. Mi querencia: los míos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s